ANTROPOLOGOS
AIBR
     ASOCIACIÓN DE ANTROPÓLOGOS IBEROAMERICANOS EN RED - AIBR
INICIO
ANTROPÓLOGOS
LIBROS
PREMIO AIBR
ARTÍCULOS
ARCHIVO
BECAS
UNIVERSIDADES
INSTITUCIONES
REVISTAS
PROFESIÓN
REDES
EVENTOS
NOTICIAS
CURSOS
DESTACADOS
MULTIMEDIA
LISTA EMAIL
PUBLICAR
CALIDAD
QUIENES SOMOS
CONTACTAR
BUSCAR
EVALUADORES
SOCIOS
DONAR
ASOCIARSE

Estadísticas de antropología

PORTADA PRESENTACIÓN E.CRÍTICO NOTICIAS ENTREVISTA CRÓNICAS ENLACES LIBROS AGENDA E.EDITORIAL

Colombia: Crónica de cómo 350 indígenas paeces obligaron a las FARC a liberar al alcalde de Toribio (Cauca, provincia de Colombia).

Fuentes: Diario El Tiempo / Consejo Regional Indígena del Cauca -CRIC- / ASOCIACIONES DE CABILDOS INDÍGENAS NASA ÇXHAXÇHA Y JUAN TAMA

Colombia es un país con fuerte desigualdades sociales que le ha dado origen a una guerra interna de varias décadas. La lucha por el poder local y el dominio territorial de los diferentes actores del conflicto, tienen a la población civil inmersa en dicha guerra; lo que ha desencadenado la violación paulatina de los derechos humanos, y un número de desplazados internos que supera 3 millones de personas.

Colombia es un país pluricultural y multiétnico (Constitucional Política de 1991). Pero este reconocimiento no ha sido garante del respeto a la vida, a la cultura y a sus territorios.

Las comunidades indígenas en Colombia sufren día a día el ataque desde los diferentes frentes, al negarse a participar en un conflicto cada vez más polarizado; lo que ha traído como consecuencia la muerte de líderes, ancianos y médicos tradicionales indígenas.

Uno de los casos más recientes fue el secuestro el día 23 de Agosto, por la guerrilla de las FARC de Alcibíades Escué Musicué, líder comunitario de grupo Páez ubicado en Tierradentro (provincia del Cauca), Patrimonio Cultural de la Humanidad, declarado por la UNESCO, y territorio ancestral de los indígenas Paeces (Nasa, en su propia lengua).

Ante los hechos se conformó una primera comisión de búsqueda por parte de los paeces, para que adelantara contactos tendientes a su liberación. Ante los pobres resultados y la incertidumbre sobre la suerte de los secuestrados, los paeces de decidieron 'tomar el toro por los cuernos'.

El domingo 5 de septiembre el cabildo indígena de San Francisco vio agruparse a la guardia indígena, un ejército de pacifistas creado hace 20 años para defender los territorios ancestrales.

Al caer la noche, 350 mujeres y hombres se montaron en cuatro chivas (buses de la zona) -armados solamente con bastones de mando, el símbolo sobre el cual recae el poder de los Thë' Walas, médicos tradicionales- y se fueron a enfrentar, a los guerrilleros de las FARC, grupo con una fuerte presencia en la provincia.

Divididos en grupos de entre 10 y 15 guardias, y empezaron a recorrer todos los senderos señalados por los lugareños como vías transitadas por la guerrilla, enviando recados a las FARC de que las estaban buscando.

La guerrilla no aguantó la presión. Por eso prefirió llevarlos hasta desde donde los habían sacado 15 días antes sin decirles por qué y sin escuchar sus razones.

La organización indígena sostiene que: “El Pueblo Nasa de Tierradentro respalda y aplica la Resistencia Civil Pacífica y Autónoma y, por esto, rechaza enfáticamente cualquier intento de vinculación con grupos o intereses que tanto daño le han causado a Nuestro País, Colombia. Somos uno de los tres mil pueblos que en el planeta tierra aún resistimos y persistimos en nuestra forma de ser y de pensar, distinta y diferente”.




PORTADA PRESENTACIÓN E.CRÍTICO NOTICIAS ENTREVISTA CRÓNICAS ENLACES LIBROS AGENDA E.EDITORIAL


AIBR -El Rincon del Antropologo