ANTROPOLOGOS
AIBR
     ASOCIACIÓN DE ANTROPÓLOGOS IBEROAMERICANOS EN RED - AIBR
INICIO
ANTROPÓLOGOS
LIBROS
PREMIO AIBR
ARTÍCULOS
ARCHIVO
BECAS
UNIVERSIDADES
INSTITUCIONES
REVISTAS
PROFESIÓN
REDES
EVENTOS
NOTICIAS
CURSOS
DESTACADOS
MULTIMEDIA
LISTA EMAIL
PUBLICAR
CALIDAD
QUIENES SOMOS
CONTACTAR
BUSCAR
EVALUADORES
SOCIOS
DONAR
ASOCIARSE

Estadísticas de antropología

PORTADA PRESENTACIÓN ESPACIO CRÍTICO NOTICIAS NUEVOS ENLACES ENTREVISTA
REFLEJOS ETNOGRÁFICOS LIBROS AGENDA EQUIPO EDITORIAL

Honduras: Museo de Antropología a punto de cerrar

Fuente: La Prensa (Honduras). Germán Briceño

San Pedro Sula. El más antiguo de los museos de la ciudad industrial está a punto de cerrar sus puertas. La razón fundamental es la falta de fondos para su mantenimiento.

Aunque la municipalidad sampedrana se comprometió a subvencionar parte de la actividad cultural que realiza el Museo de Historia y Antropología, ya son 18 meses de atraso en el pago de los 45 mil lempiras mensuales.

“Hemos hecho lo que la municipalidad nos ha pedido para ayudarnos, estamos en el presupuesto, pero no recibimos el dinero. En varias ocasiones hemos pensado en cerrar el museo por la falta de fondos, pero la junta directiva sigue haciendo su mayor esfuerzo por sostener la institución.

Sin embargo, hemos visto que en Honduras es más fácil obtener dinero para instituciones de beneficencia que para las instituciones dedicadas a la cultura y nosotros no recibimos la ayuda desde octubre del 2003”, explicó María Teresa Panting, miembro de la directiva del museo.

La representante señaló que esa deficiencia incapacita que la institución contrate personal e incluso ha obligado a la reducción de empleados.

“Por diversas razones hemos perdido personal, pero no hemos podido volver a contratar a los sustitutos debido a la crisis. A eso hay que sumarle el incremento que tenemos en la factura de servicios públicos y nuestros gastos en seguridad”, recalcó.

Panting argumentó que por ahora, la única ayuda que tiene el museo proviene de la empresa privada, del Instituto de Antropología e Historia y de los ingresos propios que genera.

“Sería muy triste tomar una decisión como el cierre porque ya hemos logrado que el museo sea reconocido en todo el continente y en la población. El año pasado atendimos a casi 30 mil personas, de las que la mayoría son particulares que quieren conocer la institución”, comentó.

Para paliar la crisis y captar fondos, los representantes del museo dedican sus esfuerzos a realizar cursos para la población, sin duda alguna la medida desesperada para evitar un cierre que impactaría la cultura sampedrana.

El gerente financiero de la municipalidad, Ingmar González manifestó que es casi seguro que la municipalidad deba al museo pero no especificó una cifra. “Es casi seguro que tengamos una deuda pero no puedo dar un número exacto. No hemos tenido contacto con la gente del museo y el problema también debería ser atendido por el Ministerio de Cultura, Artes y Deportes”.

La directora del Museo de la Naturaleza, Esther Martínez, comentó que en casi en un año de funcionamiento la institución ha buscado concienciar a la población en el tema del medio ambiente, pero señaló que la falta de apoyo gubernamental complica el logro de ese objetivo.

“Este museo no cuenta con el apoyo del Gobierno y los únicos que están reconociendo nuestro trabajo es la empresa privada. Eso nos da lástima porque estamos enlazados con ellos porque es algo necesario”.

Martínez adujo que las necesidades del Museo de la Naturaleza empiezan por la actualización de sus materiales de exhibición, “porque entonces la gente, los estudiantes no vienen”.

Esa realidad la reconoce la directora de la Fundación Ecologista Héctor Rodrigo Pastor Fasquelle, Gladys de Fasquelle, quien prepara una nueva sección del museo, la sala de geología, cuya instalación ronda los 50 mil lempiras.

La directora del Museo para la Infancia, Geraldina Tercero, explicó que para la institución que abrió sus puertas hace dos años la situación tampoco es fácil. Aunque la municipalidad se encarga del pago de los gastos operativos, la poca cultura de la población y la dificultad para montar nuevas muestras, es un obstáculo.

“Tenemos poco público porque no existe la cultura de visita y para atraer a la gente debemos tener nuevas muestras, pero también ahí tenemos problemas por la falta de fondos para ello. Hemos atendido casi 30 mil personas y esos fondos han servido para las muestras exclusivas”.

Tercero manifestó que la crisis financiera de la municipalidad también ha afectado la cultura debido al recorte del personal especializado en la atención de los visitantes.


PORTADA PRESENTACIÓN ESPACIO CRÍTICO NOTICIAS NUEVOS ENLACES ENTREVISTA
REFLEJOS ETNOGRÁFICOS LIBROS AGENDA EQUIPO EDITORIAL


AIBR -El Rincon del Antropologo