ANTROPOLOGOS
AIBR
     ASOCIACIÓN DE ANTROPÓLOGOS IBEROAMERICANOS EN RED - AIBR
INICIO
ANTROPÓLOGOS
LIBROS
PREMIO AIBR
ARTÍCULOS
ARCHIVO
BECAS
UNIVERSIDADES
INSTITUCIONES
REVISTAS
PROFESIÓN
REDES
EVENTOS
NOTICIAS
CURSOS
DESTACADOS
MULTIMEDIA
LISTA EMAIL
PUBLICAR
CALIDAD
QUIENES SOMOS
CONTACTAR
BUSCAR
EVALUADORES
SOCIOS
DONAR
ASOCIARSE

Estadísticas de antropología

ERRORES Y CONSEJOS EN LA REDACCIÓN DE ARTÍCULOS EN ANTROPOLOGÍA Y CIENCIAS SOCIALES


CONVOCATORIA
INDICADORES
MI ARTÍCULO
PLANTILLA (Word) CALIDAD ENVIAR MANUSCRITO ENVIAR RESEÑA ERRORES FRECUENTES
TEXTOS EN EVALUACIÓN (SOCIOS)

Escribir un artículo científico es un proceso que requiere aproximadamente el mínimo de un año de trabajo. Sin embargo, si no se revisan cuidadosamente algunos detalles básicos es fácil que una publicación lo descarte de inmediato en la primera revisión. En este apartado podrá encontrar las principales causas de rechazo de un manuscrito en la revista AIBR, así como consejos prácticos para hacer su manuscrito más atractivo. Le recomendamos revisarlo cuidadosamente antes de remitir un artículo.

ERRORES FRECUENTES

  1. No se ha revisado la bibliografía antropológica reciente ni tampoco la existente en otros idiomas distintos al español (tales como inglés o francés). Algunas fuentes bibliográficas de antropología que recomendamos son Anthrosource, ISI Web of Knowledge o EBSCO.

  2. El resumen y el primer párrafo del artículo son iguales o muy similares. Tenga en cuenta que el resumen debe dar una idea general al lector del conjunto del artículo, mientras que el primer párrafo es sólo una introducción al mismo.

  3. El resumen excede el máximo de 250 palabras, incluye varios párrafos o incluso citas bibliográficas.

  4. El título y el abstract en inglés no han sido revisados apropiadamente. Es recomendable que estos apartados sean leídos previamente por un hablante nativo de inglés.

  5. El título es largo, tedioso, contiene tecnicismos innecesarios y apenas despierta interés en el lector para leer el texto. El título será lo que determine si un lector leerá o no su texto. Es recomendable que el título comunique un mensaje claro y sólido. El título no tiene que resumir un artículo, ya que hay otro apartado más extenso en el manuscrito para tal propósito. Recomendamos evitar expresiones de incertidumbre precedidas de artículos indefinidos, tales como "Una aproximación a...", "Una visión sobre...". En el texto también deben evitarse expresiones como " a nivel micro", "a nivel macro", ya que se trata de prefijos, no de términos específicos.

  6. El artículo tiene dobles espaciados entre las palabras, las marcas de acentuación no han sido revisadas o contiene faltas ortográficas. Por favor, haga una revisión de búsqueda de dobles espaciados antes de enviar su manuscrito.

  7. El artículo es la adaptación de un capítulo de tesis o una obra de mayor extensión. Desde AIBR desaconsejamos esta práctica, pues entendemos que un artículo debe concebirse por su autor/a como texto independiente, desde el principio de su redacción hasta sus conclusiones. Su artículo compite con muchísimos más para ser publicado en la revista: Sólo tendrá buenas opciones para publicarlo si envía su mejor trabajo.

  8. El artículo recorre varios temas circundantes, pero no aborda un tema central en el que base su análisis investigador y donde exista una revisión en profundidad.

  9. El texto está escrito desde una perspectiva localista o nacionalista, sin tener en cuenta que los lectores de la revista proceden de diversos países iberoamericanos (ejemplo: expresiones tales como “en nuestro país”, datos en divisas que no indican su conversión en dólares/euros o referencias a niveles del sistema educativo del país local sin especificar las edades escolares).

  10. Abuso de pies de página. A menudo los autores con poca experiencia escriben artículos adicionales por medio de los pies de página, ramificando innecesariamente el texto. Cuando las notas al pie exceden un 10% del texto total se produce una derivación innecesaria del tema principal.

  11. No hay un artículo, sino dos: Una parte del texto es una disertación teórica revisando aspectos tangenciales y la otra recoge los resultados de una investigación específica. La contextualización teórica de un artículo científico no debe superar el 25% del texto, pues lo que interesa son las nuevas aportaciones que ofrece una investigación, no las que ya están publicadas en otros sitios.

  12. La bibliografía citada en el texto y la listada en las referencias no se corresponden completamente entre sí. Este error es particularmente frecuente en adaptaciones de tesis doctorales u otro tipo de trabajos de mayor extensión.

  13. El texto abusa de frases compuestas y en una misma frase se incluyen numerosos conceptos y/o proposiciones. Por lo general, una frase que ocupe más de tres líneas de texto implica una carga conceptual excesiva para un correcto seguimiento del artículo por parte del lector. La claridad es un aspecto fundamental en un artículo, y no tiene nada que ver con la simpleza. Un texto que no es claro se rechaza directamente en el proceso de evaluación.

  14. Uso de autocitas de notas de campo en el texto. Salvo raras excepciones, las notas de campo no deben incluirse en un artículo de manera directa (verbatim o cita transcrita). Se trata de una fuente primaria para elaborar los planteamientos que se exponen en el artículo y su interés para un lector está en las conclusiones que se saquen de ellas una vez procesadas, pero no en las notas de campo en sí.

  15. Abuso de verbatim de informantes. Las citas literales de informantes son fuentes primarias y en un artículo científico suele ser más recomendable mostrarlas procesadas a través de las afirmaciones de los autores, no en su formato original. Su uso debe hacerse con prudencia, limitándose a ser un soporte accesorio que ilustre una idea principal. Tenga en cuenta que el verbatim es habla de informantes que rara vez se parece al lenguaje utilizado en un artículo científico. Un lector no tiene por qué estar familiarizado con dicho lenguaje, le romperá el ritmo del texto y seguramente no tendrá mucha información adicional para él.

  16. Uso de referencias relativas para eventos cíclicos: Estas referencias deben hacerse de manera absoluta, ya que el momento de lectura del lector difiere del momento de escritura del artículo. Por ejemplo, no se debe decir "la última celebración del Día de Muertos" sino "la celebración del día de Muertos de fecha XXX".

  17. Uso de expresiones de suposición que no especifican referencias adicionales. Por ejemplo: ”según está demostrado…”, “todo el mundo afirma que…”, “como es bien sabido…”.

  18. Abuso de expresiones genéricas en tiempo y espacio. Por ejemplo: "desde hace algún tiempo se dice que", "En muchos lugares ocurre que", "cada vez vemos más cómo".

  19. Propósito de los/as autores: El verdadero proposito de un autor/a al publicar su trabajo puede diferir del objetivo de la revista. Cuando esto ocurre es difícil que un manuscrito sea aceptado. Un fenómeno común al respecto aparece cuando los/as autores priorizan el objetivo de publicar únicamente para lograr alguna acreditación o certificación de manera inmediata. Esto es un importante error y rara vez pasa desapercibido ante los ojos de un revisor. Desde la redacción de AIBR somos conscientes de la gran presión que existe en la carrera académica para publicar, pero es aconsejable que las pautas de un manuscrito no sean puestas por las fechas límite de una habilitación o una oferta laboral, sino por la calidad de una investigación.


    CONSEJOS ÚTILES SOBRE LA ESTRUCTURA DE UN ARTÍCULO EN ANTROPOLOGÍA Y CIENCIAS SOCIALES

    1. TÍTULO: Presente un título corto y atractivo. El objetivo de un título es invitar a un lector a interesarse por un artículo, no describir su contenido. Esto último es la función del resumen.

    2. RESUMEN: Utilice frases simples, intente que no contengan demasiados verbos ni que las frases ocupen más de tres líneas escritas. No realice citas bibliográficas en el resumen ni utilice más de un párrafo para su redacción.

    3. COMIENZO DEL TEXTO: Evite comenzar con una cita. Las primeras líneas de un texto científico deben ser una presentación directa de los autores hacia sus lectores.

    4. PRIMERAS PÁGINAS: No convierta las primeras páginas del texto en una disertación teórica sobre la temática de su artículo. Utilice sólo unos pocos párrafos para enmarcar teóricamente su trabajo y pase cuanto antes a describir lo que va a ofrecer de nuevo sobre su área de investigación.

    5. CUERPO DEL TEXTO: En buena parte de los casos los editores toman su decisión de preselección únicamente con leer la mitad del texto. Si en ese momento el objetivo del artículo no está claro será posiblemente rechazado. Exponga sus argumentos más convincentes y atractivos en la primera mitad del texto. Contabilice la cantidad de texto que tiene en pies de página y asegúrese de que no está abusando de este recurso. Si este último ocupa más del 10% del total, su manuscrito será rechazado casi con toda seguridad.

    6. CONCLUSIONES: Retome el objetivo principal de su artículo, resuma las conclusiones desarrolladas en el cuerpo del texto y utilice este apartado para ir más allá de las mismas. ¿Qué queda por hacer?¿Qué nuevos aspectos implica lo que ha expuesto usted?

    7. Como consejo final: NUNCA envíe un texto a la revista si este no ha sido sido leído por otra persona distinta a usted.



      © 2017. AIBR. Asociación de Antropólogos Iberoamericanos en Red. Portal de Antropología.