NÚMERO 6. FEBRERO 2001.
BOLETÍN DE ANTROPOLOGÍA IBEROAMERICANA

Últimas noticias sobre convocatorias, congresos y eventos de interés para antropólogos iberoamericanos.


Artículos


EL PUEBLO U' WA Y EL PETROLEO.
ETNOGRAFÍA DE UN CONFLICTO (SEGUNDA PARTE)

LEER EN NÚMERO ANTERIOR

Claudia Nancy Quiceno Montoya

"La exigencia que los pueblos indígenas venimos haciendo de reconocimiento a nuestros sistemas de autoridad y de las facultades jurisdiccionales de los mismos, es ahora una demanda política, es una necesidad en la que se juega la sobrevivencia de nuestros pueblos"
Gerardo Antonio Jumí

Historia del conflicto

Según los representantes de la comunidad, y como la historia política de país lo ha demostrado, el conflicto de las empresas petroleras en el territorio nacional no es nuevo. Desde que Colombia forma parte de los intereses de estas multinacionales, la explotación del petróleo ha generado daños ambientales y culturales en zonas endémicas de territorios jurídicamente reconocidos por el Estado como Resguardos indígenas y reservas naturales. Situación que en muchas ocasiones se ha ignorado por parte de las mismas instituciones nacionales y por las empresas petroleras que llegan a las zonas donde se puede extraer este recurso:

  • Durante la primera mitad del siglo XX los indígenas yariguies y aripies del Magdalena Medio (zona norte de Colombia) fueron exterminados por la entrada de las petroleras Standard Oil (hoy Exxon) y Texas Petroleum.
  • Los Bari de Norte de Santander perdieron la mitad de su población tras la invasión a su territorio por la Mobil y la Texas. Igual ocurrió a los Kofan del Putumayo tras la invasión de la Texas.
  • Los pueblos indígenas Hitnu (macaguane), Hitanu (Iguanitos), Dome Jiwi (playeros), sikuani y cuiba de Arauca son los más pobres de Colombia después de haber sido despojados de tierra y contaminadas sus aguas por las explotaciones de la OXY - Shell en Caño Limón. La mortalidad infantil en estos grupos es la mas alta entre los indígenas del país, gracias a las petroleras.
  • En la Amazonía Colombiana, la deforestación ha generado múltiples conflictos que afectan a varias naciones indígenas. Sociedades indígenas como los Emberá, los Guaymí, los Inganos y los Kunas, no absolutamente familiarizadas con el resto del mundo, han sufrido reveses graves que van desde la ocupación de sus territorios por las multinacionales petroleras y madereras, hasta la ocupación por parte de los militares, narcotraficantes y guerrilleros (naturalmente, no todos al mismo tiempo).

    La historia ha demostrado que los derechos de las comunidades indígenas frente al gobierno son muy frágiles, como ellos lo expresan: "de acuerdo a la eficiencia que demuestran los Ministerios para atender solicitudes de las multinacionales, es muy seguro que el Ministerio del Medio Ambiente otorgue en los próximos días una nueva licencia ambiental a la OXY en Territorio U'wa".

    De todo esto queda un sabor amargo. Por un lado haber "reconocido" esta situación como una más de las tantas luchas que han realizado los indígenas en el país. Por el otro, la frustración al ver que esta problemática esta dentro de un marco de violación de los derechos fundamentales de las minorías étnicas. Ahora y después de este largo conflicto entre la OXY y los U'wa, (y con los antecedentes que hay en otras regiones del país), sigue permanente la duda sobre la problemática que está viviendo la comunidad, en tanto que, cada una de las fases que se han desarrollado en este conflicto, han estado acompañadas por otras acciones de las partes implicadas. Por un lado, la única forma de protesta que tienen las minorías en Colombia: protestas a través de marchas y tomas de sitios públicos. Por el otro, la fuerza pública reprimiendo a las comunidades a través de acciones violentas que agravan y potencializan la vulnerabilidad de las personas.

    En este sentido, el conflicto no puede verse solamente dentro del marco jurídico. El conflicto debe verse más allá de la frontera jurídica y desde una perspectiva histórica-cultural que ha demostrado como los derechos de las comunidades llegan exactamente hasta donde comienzan los intereses de las multinacionales.

    Colombia un país multiétnico y pluricultural, ha sacrificado este derecho de las minorías en aras del interés de unos cuantos, que en nombre del llamado desarrollo diezman la diversidad de los ecosistemas y de las culturas. Gibraltar, el lugar donde se ha desarrollado el conflicto, no es solamente un territorio por fuera de la delimitación del resguardo indígena, como lo plantea la OXY. Gibraltar es el proyecto de la comunidad para ampliar su resguardo. Es el territorio donde se fundamenta la razón de ser del pueblo U'wa, no-solo desde su cosmovisión, sino desde el punto de vista legal: "La localización del proyecto afecta directamente el área de conformación del Resguardo Unico U'wa, actualmente en trámite ante el INCORA, y constituye área de uso tradicional de las comunidades de Cobaría y Aguablanca".

    El manejo que se ha dado a este caso, ha permitido que sé atenten contra los derechos inalienables de los indígenas, como ocurrió en 11 de septiembre, en donde el gobierno y los grandes propietarios de tierras (Fedegan – SAC), aprobaron junto a la directiva del Incora (Instituto Colombiano de Reforma Agraria) Una zona de reserva petrolera en los alrededores de Gibraltar, buscando desalojar a los U'wa y a los campesinos de la zona. Esta decisión viola la constitución pues desconoce las tierras comunales como parte de un resguardo indígena Inalienable, creado por el Rey de España desde 1661.

    El 14 de septiembre de 2000. Los U'wa encontraron "LA CÉDULA REAL QUE RECONOCE LA PROPIEDAD DE SU TERRITORIO, OTORGADA POR EL REY DE ESPAÑA EN 1661". Es un título que de acuerdo con la jurisprudencia colombiana equivale a un Resguardo, dentro del cual se encuentra Gibraltar.

    De acuerdo a lo expuesto en la primera parte los indígenas U´wa, (con la colaboración de la organización indígena y de algunas organizaciones no gubernamentales) buscan el apoyo de la opinión pública nacional e internacional, a través de campañas que sensibilicen a la población en general. Esta campaña busca informar a la opinión pública sobre el conflicto, pues en repetidas ocasiones se ha demostrado que los medios de comunicación parcializan las noticias, de acuerdo al interés de las Compañías petroleras.

    Los pueblos del mundo saben hoy que los U'wa existen, luchan y cuidan a la tierra. En los Estados Unidos muchos se movilizan solidarios con los U'wa, siguiendo el camino que trazó Terence Freitas. En el Estado Español la campaña por los U'wa ha sido acogida por el COSAL de Asturias, la CNT, Sodepaz, Inkarri, y otras organizaciones.

    Queda esperar que los entes encargados de conceptuar y dar la última palabra sobre el tema, lo hagan pensando en los derechos que tienen los pueblos indígenas reconocidos desde la jurisdicción nacional e internacional, como se ha visto en el apoyo que han recibido por parte de agrupaciones internacionales.

    "Hacemos un llamado urgente a todas las organizaciones nacionales e internacionales que durante todos estos años nos han apoyado para que nuevamente se solidaricen con nuestra causa y exijan al Gobierno colombiano y a la multinacional Occidental de Colombia "OXYCOL", respeto por la integridad territorial y cultural del Pueblo U'wa"

    PARA SABER MÁS


    1. http://www.minambiente.gov.co/uwa/
    2. http://www1.gratisweb.com/embera_katio/junio24.htm
    3. http://www.funindio.org/onic0400.htm


    BIBLIOGRAFÍA BÁSICA


  • "Del olvido Surgimos para traer nuestra esperanza" -La jurisdicción especial indígena- Imprenta Nacional, Bogotá 1997
  • 1996 ,1997, 1998, 1999, 2000, 2001 © El Rincón del Antropólogo