AIBR, REVISTA DE ANTROPOLOGÍA IBEROAMERICANA. Nº21 JUNIO

CULTURAS EN CONTACTO: ENCUENTROS Y DESENCUENTROS.
(MUSEO DE ANTROPOLOGÍA DE MADRID, 31 MAYO, 1 Y 2 DE JUNIO).

Claudia Nancy Quiceno
Sergio López Martínez


Marshall Sahlins y José Luis García Los pasados días 31 de mayo, 1 y 2 de junio, el Museo Nacional de Antropología, con la coordinación científica del Departamento de Antropología Social de la Universidad Complutense de Madrid, organizó el curso “Culturas en contacto: Encuentros y desencuentros”; título muy sugerente al que se le añadió el alto nivel de los ponentes, así como también de sus ponencias. Al respecto, se puede comentar que el título “Encuentros” tuvo un doble significado, ya que se produjo la reunión y el intercambio de miembros, profesores y alumnos llegados de universidades de toda España.

En primer lugar, es de recibo resaltar la calidad de la organización, por su puntualidad y fidelidad en el desarrollo del programa, así como también la excelente labor que desarrolló el equipo de traducción simultanea de inglés, español y francés. Los tres días transcurridos en el Museo fueron sin duda fruto de una tarea metódica y cuidada que demuestra cómo nuestras universidades están capacitadas para poner en marcha eventos de alto nivel académico.

Uno de los objetivos de este curso fue “avanzar en el conocimiento”, por esto la presencia de Marshall Sahlins, Néstor García Canclini, Claude Meillassoux, Teresa San Román, Jonathan Friedman, Terence Turner, entre otros. Sus exposiciones permitieron adelantar una reflexión crítica sobre el papel de la antropología en el momento actual, como ya lo expresaba el tríptico de la presentación:

“La realidad social prevalece siempre sobre las teorías que hablan de ella. El viejo concepto de cultura como forma de vida de los grupos humanos no resiste con facilidad las exigencias de la realidad actual. Muy probablemente el fenómeno intercultural que vivimos en el mundo de hoy fue una constante en la historia de la humanidad, aunque los antropólogos, a pesar de trabajar en situaciones coloniales que lo testifican, la pasaron por alto con más comodidad de lo que hubiese sido de desear”

Gunter Dietz y Terence Turner Es inevitable que en un curso de tan sólo tres jornadas, con tan amplia temática, y por lo tanto no falto de cierta heterogeneidad de contenidos (para bien o mal, así es el carácter de nuestra propia disciplina) asistiésemos a ponencias y debates de muy diversa naturaleza. La primera jornada ya dio el aviso a través de la aportación de Marshall Sahlins, con su reflexiva conferencia “Antropologías, de la leviatanología a la sujetología y viceversa” , que planteó y desarrolló minuciosamente la función del individuo como un condicionado de circunstancias heterogéneas, que escapa directamente a estructuras tanto coyunturales como sistémicas.

La ponencia “Enfoques críticos de la interculturalidad en América Latina” presentada por Néstor García Canclini, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana de México, es una propuesta renovadora de lo que debe ser la investigación antropológica actual. Las preguntas con las que empieza su ponencia, ponen sobre la mesa algunas dificultades teóricas de la antropología actual: ¿De qué orden puede ser el conocimiento antropológico en tiempos de globalización?, ¿Cuáles son los materiales, y el método de recolección y análisis de esos materiales, más propicios para generar conocimientos sobre los procesos mundializados que permitan a los antropólogos decir algo diferente de otros científicos sociales?. Al respecto, es importante tener en cuenta que los interrogantes planteados por Canclini, coinciden con los planteamientos iniciales del curso:

“Pero hoy los temas, que desvanecen la quimera de seguir manteniendo una visión simple de las fronteras culturales, se imponen; posiblemente porque antes era los occidentales los que llegaban a los territorios ajenos, mientras que ahora son los otros los que llegan a occidente. El cambio de contexto, más que el de las relaciones sociales de dominación y sumisión (...) el encuentro en sí tiene implicaciones políticas y económicas diferentes a las que eran propias de los procesos coloniales”. (del tríptico de presentación)

San Canclini En general, el curso fue un espacio de reflexión que permitió un análisis crítico de la investigación social y de los problemas actuales dentro del marco de referencia de la llamada globalización. También cabe la crítica, como la sesión sobre “Globalización, economía informal y redes sociales”, un título que presentó demasiadas expectativas pero que quedó en el plano nivel de la descripción.

De las dos mesas redondas que se hicieron, vale la pena detenerse un poco sobre la primera “las dos caras del encuentro y la dominación” con la presencia de José Luis García de la Universidad Complutense, Jesús Azcona de la Universidad del País Vasco, Ana Jiménez de la Universidad de Castellón, Ubaldo Martínez de la Universidad Autónoma de Madrid y Teresa San Román de la Autónoma de Barcelona. Los temas que allí se trataron permitieron una mañana dinámica de discusión y cuestionamientos permanentes, acerca del sentido de investigar desde la antropología, así como también sobre la inmigración que tanto preocupa en España. En esta mesa redonda se presentó la crítica que hace Ubaldo Martínez, al libro “Estampas del Ejido” del profesor Mikel Azurmendi, cuya colaboración se ha publicado en este mismo número de AIBR. Lástima que el autor no hubiera asistido, para poder escuchar los planteamientos expuestos en su libro.

Además de tener la oportunidad de escuchar a los clásicos de la antropología, como parte de la programación, se tuvo la posibilidad de asistir a uno de los documentales más completos que dan cuenta de la obra de Pierre Bourdieu. “La sociología es un deporte de combate”. Este documental presenta la vida académica de Bourdieu, en sus diferentes facetas: profesor, escritor, ponente, y ciudadano de a pie, mostrando todos las aspectos que le convirtierorn en uno de los sociólogos más importantes de la actualidad.

Volver al madrileño Cine Doré y después recorrer la zona de Huertas, es un buen ejercicio de encuentro para romper la rutina de los pasillos de las universidades y que solo lo permite eventos de esta calidad. Ojalá este sea sólo el precedente de nuevos eventos de este nivel.


 


AIBR -El Rincon del Antropologo