ANTROPOLOGOS
AIBR
     ASOCIACIÓN DE ANTROPÓLOGOS IBEROAMERICANOS EN RED - AIBR
INICIO
ANTROPÓLOGOS
LIBROS
PREMIO AIBR
ARTÍCULOS
ARCHIVO
BECAS
UNIVERSIDADES
INSTITUCIONES
REVISTAS
PROFESIÓN
REDES
EVENTOS
NOTICIAS
CURSOS
DESTACADOS
MULTIMEDIA
LISTA EMAIL
PUBLICAR
CALIDAD
QUIENES SOMOS
CONTACTAR
BUSCAR
EVALUADORES
SOCIOS
DONAR
ASOCIARSE

Estadísticas de antropología

PORTADA PRESENTACIÓN E.CRÍTICO NOTICIAS ENTREVISTA CRÓNICAS REFLEJOS LIBROS AGENDA


Migrations anciennes et peuplement actuel des côtes guinéennes MIGRATIONS ANCIENNES ET PEUPLEMENT ACTUEL DES CÔTES GUINÉENNES
Autores: Gérald Gaillard (Dir.)
Paris: L'Harmattan 2000
2000
648 páginas.
Precio aprox.: 48,80.(CLICK PARA ADQUIRIR).

Reseña: David Martín Castro (Becario FPI CAM).

En el año 2000, salió a la luz en Francia este magnífico libro que, desgraciadamente, apenas ha tenido difusión en España, a pesar de la importancia que tiene para la antropología africanista actual. Probablemente la escasa tradición africanista de la antropología española ha propiciado esta falta de difusión, algo, por otro lado, bastante habitual en el caso de este tipo de material. Este libro recoge las actas de un coloquio internacional que tuvo lugar en la Universidad de Lille I en 1997 en el que participaron de un gran número de reputados especialistas en la etnografía e historia de los pueblos que habitan entre la Casamancia y Liberia.

En los 29 artículos recogidos en el libro, se hace referencia a más de una quincena de pueblos que habitan actualmente la región, destacando por su curiosidad, los artículos dedicados al pueblo europeo en estos países. A pesar del enorme número de artículos y de la gran cantidad de especialistas que participan en él, todos ellos tienen una enorme calidad, no habiendo textos de calidad dudosa.

A pesar de la especificidad de la materia tratada, a saber, pueblos de una región de África muy concreta y poco numerosos, este libro nos permite reflexionar sobre un gran número de temas, tanto desde el punto de vista antropológico como del estudio de la historia. Pero para todo ello, es necesario que el “material de base” sea lo suficientemente bueno. En este sentido, es necesario señalar que, desde un punto de vista etnográfico este libro tiene una calidad extraordinaria. Ello es debido, en primer lugar, a la selección de los autores, probablemente los mayores especialistas sobre las regiones analizadas. En efecto, de cada pueblo escriben especialistas en dicho pueblo, teniendo cada uno de ellos varios libros o publicaciones sobre esa etnia concreta. De hecho, ninguno de los autores escribe sobre algo de lo que no es especialista, algo que, desgraciadamente, es poco común en este tipo de recopilaciones en el que “todos escriben sobre todo”. Estos especialitas no abarcan sólo a antropólogos, sino que desde un principio, el coloquio pretendió ofrecer una visión global de la materia, para lo que fue necesario contar con especialistas de otras disciplinas, aunque siempre teniendo en cuenta que el centro de la investigación debía ser el estudio de las migraciones y del poblamiento actual de las bajas costas guineanas. Así, mezclado con el estudio puro de las diferentes historias de la región redactadas por antropólogos, encontramos el análisis de cuestiones lingüísticas como prueba de migraciones y contactos, el estudio de cuestiones identitarias y hasta el análisis bibliográfico sobre la etnografía de los pueblos de Guinea-Bissau.

A pesar de lo que pudiera parecer en un primer momento, este libro no se queda en una mera recopilación de datos etnográficos, algo bastante común en la etnografía africana, sino que tiene un indudable valor para la teoría antropológica. A pesar de que hace ya muchos años que la antropología ha mostrado su negativa a aceptar una idea evolucionista de la historia, esta recopilación nos muestra como pueblos actualmente fronterizos han tenido historias completamente diferentes. Pero no solamente eso, sino que además data temporalmente hechos que han sido definidos como “conocimientos ancestrales” o “tradiciones milenarias”, muestra como algunos de los derechos “históricos” sobre la tierra no data de un tiempo inmemorial, sino que está tasado históricamente, habiendo pueblos que llegaron a la región hace apenas cinco siglos o, en el caso de los balanta, comenzaron a expandirse hace poco más de un siglo. Así, muchas de las ideas comúnmente aceptadas por el imaginario occidental quedan magistralmente desmontadas, al cambiar la idea de estatismo por la de cambio y movilidad.

A nivel de la historiografía africana, la importancia de este libro es clave. En primer lugar, nos ofrece por primera vez una recopilación de microhistorias en las que se observa la influencia que los grandes acontecimientos de la historia de África occidental en los diferentes pueblos de la región. Con ello se muestra como las guerras regionales y grandes acontecimientos (macrohistoria) influyeron en las microhistorias de cada uno de los pueblos y como, estos eventos influyeron incluso en aquellas etnias que no participaron directamente en los conflictos. Por ejemplo, el texto muestra como la revolución teocrática de los foula en la región del Fouta Djalon influyó en la migración de un gran número de pueblos y tuvo consecuencias en aquellos que ya habitaban en las regiones a la que se dirigieron dichas migraciones.

No menos importante es, en segundo lugar, el hecho de haber recolectado en un solo volumen la microhistoria de los diferentes pueblos de la región que, conjuntamente, nos permite tener una imagen global de una parte importante de África. La historia de cada uno de los pueblos nos guarda importantes sorpresas, ya que nos muestra la enorme complejidad de cada una de ellas. Así, el pasar de las páginas nos permite asistir a como pueblos ahora numéricamente poco importantes, fueron grandes reinos en épocas pasados, tuvieron pueblos siervos e, incluso, en otras épocas fueron ellos mismos pueblos subordinados a reinos mayores. Al mismo tiempo, diferentes autores analizan tratados y acuerdos firmados entre etnias, las diferentes interpretaciones que a las mismas situaciones los diferentes pueblos han dado e, incluso, se observa como la presencia europea es en muchos casos la parte menos interesante de la historia, habiendo épocas donde los cambios acaecidos fueron más importantes. De esta forma, la idea de una historia simple o sin grandes hitos que la imaginería occidental suele dar a la mayor parte los pueblos africanos, queda destruida por historias tan complejas y vibrantes como pueda ser la de cualquier país europeo. Así, con la lectura de este libro, lo que antes podía considerarse una excepción en la historia africana (la existencia de reinos importantes, imperios de conquista, etc.) se convierte en la norma de la historia de esta región de África.

Por no recoger sólo las bondades de este libro, señalar también que se constata en el libro un tratamiento desigual en el estudio de las diferentes regiones, ya que la mayor parte de los artículos versan sobre los pueblos de entre la Casamancia y la coste norte de la República de Guinea, teniendo un menor seguimiento las regiones comprendidas entre Liberia y el sur de la República de Guinea.

Finalmente, es necesario recalcar una vez más que este libro es una pieza básica para la comprensión de esta región de África, convirtiéndose en poco tiempo en un material de imprescindible lectura antes de la realización de cualquier investigación en la zona. De hecho, se puede decir que en la actualidad es, sin lugar a dudas, el libro más completo que existe sobre las bajas costas guineanas, convirtiéndose en un libro de referencia obligado.


PORTADA PRESENTACIÓN E.CRÍTICO NOTICIAS ENTREVISTA CRÓNICAS REFLEJOS LIBROS AGENDA


 


AIBR -El Rincon del Antropologo