indice
EQUIPO EDITORIAL
Crónica  

BOLETÍN DE ANTROPOLOGÍA IBEROAMERICANA
SEPTIEMBRE 2001
 
Últimas noticias sobre convocatorias, congresos y eventos de interés para antropólogos iberoamericanos.



NUEVAS ESTRATEGIAS EN COOPERACIÓN Y DESARROLLO. HACIA UNA AGENDA COMPREHENSIVA PARA EL DESARROLLO
El desencuentro entre dos mundos

Claudia Nancy Quiceno Montoya

La semana del 27 al 31 de agosto, en el marco de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), la Escuela de Cooperación Internacional al Desarrollo "Raúl Prebish" celebró el curso: Nuevas estrategias en cooperación y desarrollo. Hacia una agenda comprehensiva para el desarrollo.

La cooperación al desarrollo es un tema de importante relevancia en la antropología, en tanto que, una de las mayores criticas que reciben los expertos que diseñan las políticas dirigidas a fomentar el desarrollo de los países más pobres, es la ausencia de profesionales de las ciencias sociales y de programas que incluyan el concepto mismo de desarrollo desde la cultura. Es decir, el diseño de políticas que tengan en cuenta la percepción que los pobres tienen de su realidad y de la manera como esta debe ser cambiada.

Es necesario hacer varias distinciones y en diferentes sentidos sobre lo que fue este encuentro: Por un lado, el discurso político de los representantes de los organismos que diseñan las políticas monetarias en el ámbito mundial, como es el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Organización Mundial del Comercio (OMC). Así como los diferentes estamentos encargados de la cooperación en España: La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECI), el Ministerio de Relaciones Exteriores, representantes del Congreso de los Diputados y del Senado para la Cooperación Internacional del Partido Socialista Español (PSOE) y del Partido Popular (PP), entre otros.

Por otro lado, y con planteamientos opuestos fueron los argumentos de los catedráticos de las universidades Autónoma de Barcelona y Complutense de Madrid. Así también ONG'S como Intermón-OXFAM, Médicus Mundi y la Coordinadora de ONG'S de Desarrollo de España expresaron su desacuerdo con la actual política que tiene el gobierno español en materia de cooperación. Choque evidente que reflejó las contradicciones que existen entre estos dos bloques de trabajo con relación al desarrollo, como se pudo observar en el discurso del ministro Joseph Piqué, al presentar a España como el país más filántropo, solidario y que más dinero aporta para la cooperación al desarrollo en el mundo.

Lamentablemente, el planteamiento del ministro Piqué quedó sin piso frente a la exposición de Ignasi Carreras (director de Intermón-OXFAM), quién con cifras reales y comparativas demostró, que la cooperación española no-solo ocupa los últimos lugares en la escala de los países que conceden dinero para la ayuda al desarrollo, con un porcentaje del 0,23 % de su PIB, sino también que no ha cumplido con el compromiso pactado con las Naciones Unidas de un 0,7% del mismo. La critica fue respaldada por la coordinadora de las ONG's de España en un comunicado que leyó su presidenta Marga Usano, quien no solo señaló la falta de compromiso del actual gobierno, sino también expreso que la tendencia de éste es la de disminuir el presupuesto en el futuro.

Queda patente el vacío que existe entre las partes para encontrar un lugar común que vaya en la misma dirección de las necesidades de los países más pobres. Esto no solo se ve entre las organizaciones que trabajan para el desarrollo, sino también, entre la universidad y el gobierno.

El tema dominante en el curso fue lo técnico y económico, densas proyecciones que desconocen la cifra escandalosa del aumento de la pobreza en 250 millones de personas. En ningún momento se puso sobre la mesa temas igualmente importantes, como lo social y cultural de la cooperación. Es decir, los impactos que tienen sobre las comunidades las políticas y la ejecución de proyectos que son diseñados desde arriba sin ningún conocimiento de lo que sucede abajo. O desde el norte sin saber nada sobre el sur. Prueba de esto, es que el mismo Banco Mundial y el PNUD, no solo cuestionan, sino que dejan claro que las políticas económicas actuales no son las más adecuadas para acabar con el flagelo de la pobreza. Críticos del nivel de Amarty Sen y Robert Chambers lo vienen sustentando desde hace varios años.

De otro lado se pudo escuchar el monólogo de los funcionarios de estas entidades. Un monologo que no sólamente refleja la ausencia de otras voces en el escenario, sino también una especie de autismo de las políticas actuales en donde, impacto ambiental, desarrollo sostenible, impacto cultural, desarrollo local, percepción de las diferentes formas de pobreza, el concepto de género, entre otras, siguen siendo las cenicientas del desarrollo y los ausentes en los debates, al menos en los debates del espacio de la UIMP, en donde la participación fue limitada y los cuestionamientos acallados.

El desconocimiento de las personas que trabajan en estos estamentos frente a las poblaciones pobres del sur es alto, por no decir que total. Escuchar en pleno siglo XXI discursos neocoloniales de algunos de los ponentes fue patético, por la ignorancia en la aplicación de las políticas sobre desarrollo y a través de proyectos de cambio dirigidos. Esto sin tener en cuenta la cosmovisión de las comunidades ni el impacto cultural de estos proyectos sobre las mismas. Las exposiciones sobre los "errores" cometidos en la ejecución de los proyectos recordaron los peores y viejos ejemplos del libro de antropología aplicada de J.M. Foster. Los señores funcionarios del FMI y del BID no se han dado cuenta que han pasado más de 30 años.

Vale la pena terminar esta crónica citando a Robert Chambers quién dice que:

Las realidades de los economistas dominan, expresándose en perspectivas sobre la pobreza que se agotan en la pobreza por ingresos, y perspectivas sobre el empleo que se agotan en puestos de trabajo (...) con una serie de categorías que son de los países del norte industriales y urbanos. Las realidades de la gente pobre del sur son agrícolas y rurales, locales, complejas, diversas y dinámicas. La pobreza por ingreso, aunque es importante, no es sino un aspecto de la privación.


1996 ,1997, 1998, 1999, 2000 © El Rincón del Antropólogo